Invertir no es una cuestión de género

Invertir no sólo pasa por una motivación en las finanzas personales; invertir implica fortalecer el patrimonio y es un antecedente para generar riqueza. Ante el contexto socioeconómico en el que actualmente las mujeres viven, donde la equidad no sólo se finca en oportunidades, los instrumentos de inversión deben propiciar confianza para que las mujeres no sólo sean buenas ahorradoras sino excelentes sujetos de inversión. 1000 Extra se articula en aspectos pedagógicos referidos al tema de inserción en el Mercado de Divisas.